Afortunadamente tenemos un cliente como Cosentino. Una empresa que desde su dirección de marketing nos permite proponer y explorar posibilidades visuales que, tal vez, a la mayoría de los clientes les parecerían demasiado arriesgadas. Con ellos podemos abordar un tema como su filosofía empresarial en el ámbito de los recursos humanos y llevarlo al terreno de la emoción y de la belleza. Con la participación a de empleados de la empresa alrededor del mundo pudimos crear esta pieza corporativa que habla sobre los valores transversales de todos los que hacen parte de Cosentino, una gran multinacional de la que nos sentimos un poco parte.

Rodado en sus instalaciones centrales en Cantoria, Almería, en sus sede en Houston, E.E.U.U y en la ciudad de Nueva York, este; como decimos casi siempre que terminamos un nuevo trabajo, es el trabajo del que más orgullosos nos sentimos hasta la fecha, tanto por el resultado como por el esfuerzo invisible que hay detrás de cada plano.

  • Share:

Comments (14)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *